• marzo 11, 2021

Gastón Levy: «Vendí WeRemoto en sólo 2 semanas»

Gastón Levy, el creador de WeRemoto nos cuenta su historia y su camino como emprendedor.

Un profesional distinto, un creador con gran trayectoria en el mundo digital. Creador específicamente de empresas que aportan un gran valor a la comunidad.

Dialogamos con él hace unas semanas, en esta nota encontrarás los puntos más importantes de la entrevista que le realizamos para el podcast de Pulsión Digital. Y al final, te compartimos el link para que escuches el episodio completo en Spotify.

Gastón Levy, emprendedor y creador de WeRemoto.

Qué es WeRemoto

WeRemoto es una plataforma de trabajos a distancia pensada para que profesionales de Latinoamérica puedan trabajar remotamente en empresas de Europa y de Estados Unidos.

La idea era que se sepa que el trabajo remoto era para todos, no solo para diseñadores o programadores. Nació casi a fines del 2019, la página se construyó en un día. Solo tenía una base para poder publicar los trabajos y un formulario de suscripción.

Desde el comienzo me dediqué a crear contenidos, a buscar usuarios y empresas que publiquen sus búsquedas en la plataforma.

Gastón Levy.

«La idea de negocio low cost, me maravilló. Lo hice solo yo, no invertí casi nada, ni dinero ni tiempo. Tenía el control de todo, no dependía de nadie».

Logo de WeRemoto.

Los primeros pasos de WeRemoto

«Conseguí algunos trabajos, le escribíamos a empresas para poder publicar sus empleos. Usamos mucho Twitter y LinkedIn y hashtags # adecuados para las búsquedas».

«Al tiempo, sumé a alguien para hacer Data Entry y yo dediqué horas a conseguir usuarios».

«Hice publicidad pero con muy poca inversión. Principalmente en Instagram Ads. Armamos piezas gráficas y conseguimos los primeros usuarios gracias a la pauta. Siempre incentivando a que se suscriban al newsletter».

«Escribimos muchos contenidos de calidad: ¿cómo armar un currículum u hoja de vida?, ¿Dónde conseguir trabajos remotos?, ¿Cómo prepararse para una entrevista online?, etc».

El mix de contenidos orgánicos y pagos fue un boom. La posibilidad de conseguir un trabajo en otro país y cobrar un sueldo en una moneda más fuerte fue lo que más atrapó a los usuarios.

«Luego, empezamos a automatizar todos los procesos y sumamos un redactor de contenidos. ¡Llegamos a 40 mil suscriptores en el newsletter!»

Lo diferente de WeRemoto con respecto a otras empresas es que nunca vendimos un servicio, ofrecíamos algo que la gente necesitaba, las personas necesitaban un trabajo.

El crecimiento

«Todo el esfuerzo orgánico del comienzo tuvo sus frutos con el tiempo. Era mi deseo para no depender de la pauta».

«Nos posicionamos con las palabras clave: ‘Trabajo remoto en Latinoamérica’ y ‘Trabajo remoto en español'».

Durante la cuarentena las visitas se duplicaron, la mayoría de las personas trabajó remotamente.

«Al principio buscábamos nosotros a las empresas para que publiquen, luego ellas mismas cargaban los puestos de trabajo en la plataforma».

La venta

«Cuando cumplimos un año, había que empezar a cubrir gastos. Para dar otro salto debería dedicarle más tiempo y quizás armar un equipo de ventas. Además, había que mejorar algunas cosas del producto. Darles más funcionalidades a las empresas y lograr que paguen para obtener los mejores candidatos».

«En ese momento, leí un Tuit sobre la plataforma MicroAcquire, donde podías publicar y vender tu startup».

Hubo una negociación en inglés y un proceso de venta muy ordenado con un alto nivel de profesionalismo. ¡Me aportó un gran conocimiento para hacer otros side projects!

Gastón detalló el proceso de venta: «Publiqué mi startup, todos los datos, le coloqué un valor estimado (si no tienes idea del valor, también puedes recibir ofertas) y los potenciales compradores me iban escribiendo por privado. Allí conecté la plataforma a Stripe y a Google Analytics para que vean que los datos eran verídicos y correctos».

La primera semana recibió 4 mensajes interesantes. Pudo dialogar con esas personas y despejar todo tipo de dudas.

La persona que compró WeRemoto es de Seattle, se mostró interesada desde el comienzo. En el segundo llamado sabía que había vendido la empresa.

¡Gastón vendió la empresa en sólo 2 semanas!

Consejo para emprendedores

«Participa de todas las comunidades que puedas, hay que escuchar a los otros. Vi a otros en el mismo proceso que pasé yo, ellos me ayudaron mucho en mi proyecto y en todo el proceso».

Desde la comunidad de Pulsión Digital tuve la chance de hablar con empresas que me interesaban y, de hecho, mi primer trabajo pago nació gracias a ustedes.

¡Escucha el episodio completo sobre Gastón Levy y la historia de WeRemoto en nuestro podcast!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shares